En su caja de juguetes Stan tiene unas cuantas de mis cámaras viejas para jugar, pero hoy le di mi Canon G12. Para ser honestos no es una buena cámara, aunque quizá fuera muy buena en su día.

Se paseó por la casa y el jardín haciendo fotos y diciéndole “cheese” a todo. Hasta consiguió cambiar los ajustes a sepia en algún momento. Creo que se sentía algo pretencioso y quería cambiar el estilo de sus fotos. Le gusta mirar por el visor en vez de usar la pantalla LCD.

Cuando terminó de hacer fotos y solo se dedicó a apretar botones, cogí la tarjeta de memoria y miré las imágenes. ¡Lo hizo muy bien!

 

Continuar leyendo