EL vocalista de Soundgarden y Audioslave habría fallecido de forma repentina, según su representante.

El grunge vuelve a estar de luto. Kurt Cobain, de Nirvana, se marchó en el 94. El vocalista de Alice in Chains, Layne Staley, nos dejó en el 2002. Y ahora le toca el turno a Chris Cornell, con 52 años. El legendario cantante de Soundgarden y de Audioslave, la voz más aguda y rompecristales de Seattle, ha fallecido de manera repentina e inesperada, según le comunicó su representante a Associated Press. Se desconocen las causas, y la familia ha pedido privacidad. Tan sólo unas horas antes de fallecer, el cantautor estuvo tocando en un concierto con Soundgarden en el FOX Theatre en Atlanta.



A finales de los 80 y principios de los 90, el cantante lideró Soundgarden, una de las bandas más importantes de la época en cuanto a sonidos duros, y que germinó en ese ya legendario magma que fue Seattle por aquellos años. Con su single «Black hole sun», del álbum «Superunknown» (1994), el grupo alcanzó sus mayores cotas de éxito popular… con ese videoclip en la MTV que dio la turra hasta límites insospechados. Entre los fans la discusión estribaba entre qué álbum era el mejor: si ese o el anterior, «Bad motorfinger», más macarra e inaccesible. Soundgarden se caracterizaban por su sonido oscuro, un psico-heavy personalísimo, en donde despuntaba el estridente gallo del corral que era Cornell en aquel momento, considerado como una de las mejores voces de la historia del hard rock, según Hit Parade.

 

____________